Recomendar       Imprimir



 

Comentario Religioso dominical


25° DOMINGO TIEMPO ORDINARIO
23 de septiembre de 2012

Sabiduría 2, 12. 17-20.
Salmo 53, 3-6. 8.
Santiago 3, 16—4, 3.
Marcos 9, 30-37.

“Primeros en el SERVICIO a los demás”

Este domingo se inunda con la Palabra de Dios, que nos invita y nos motiva a vivir nuestra fe en clave de SERVICIO, que debe ser la carta de presentación de los creyente, servicio es igual a entrega, más aun es la entrega generosa en beneficio de los demás; ahora bien, el servicio es la actitud que no espera recompensa, que no espera gratificación, que no ansía estímulo, ni menos ser premiada, el servicio es ante todo una forma de vida.

Por otra parte seguimos contemplando cómo la sabiduría de Dios, nos ilumina para que busquemos siempre lo mejor, aun  cuando el camino del justo se vea colmado de odios y envidias. Si bien es cierto experimentamos muchas dificultades en la vida, si confiamos en las manos protectoras de Dios, los conflictos y dudas se desvanecen, ya que el mal, no prevalece por sobre el bien.

La antífona del salmo que se lee en la misa, nos dice una certeza: “El Señor es mi apoyo verdadero", que sabias palabras que repetiremos, púes, sabemos muy bien que si nos falta el apoyo de los hermanos, de la familia, de los seres queridos; hay un apoyo que nunca falla: DIOS.

Santiago Apóstol en su carta, que nos ha acompañado por varios domingos, nos sigue exhortando que trabajemos en pro de la justicia, buscando siempre la paz. Cómo no promover en el hoy de nuestra historia y de nuestra vida, una cultura de la paz, una cultura del amor, sabemos muy bien que hoy se prima mucho el ÉXITO PERSONAL, por sobre el éxito comunitario; la alta competencia es hoy uno de los peores enemigos de los hombres, ya que por buscar la calidad, a veces nos olvidamos que somos seres fraternos y destruimos a los demás, por querer ganar y ser mejores.

Este es el escenario que nos relata el Evangelio, Jesús anuncia por segunda vez su pasión y esto es motivo para preguntarse en la comunidad de los apóstoles, quien es el primero; Jesús zanja la interrogante con esta sentencia: El que quiere ser el primero, debe hacerse el último y el servidor de todos”.

Ciertamente es un desafío que nos plantea la Palabra en este domingo: ser de verdad servidores de los demás y, muchas veces confundimos esta palabra.

 

Fr. Rodrigo Aguilar Gómez, Mercedario
Superior Convento San Ramón Nonato
Rector del Instituto Victoria