Recomendar       Imprimir



 

Comentario Religioso dominical


COMENTARIO RELIGIOSO
27° DOMINGO TIEMPO ORDINARIO
7 de octubre de 2012

Génesis 2, 4. 7. 18-24.
Salmo 127, 1-6.
Hebreos 2, 9-11.
Marcos 10, 2-16.

“AMOR vivido en Fidelidad y sencillez”

En las lecturas de este domingo, se nos plantea la reflexión sobre la fidelidad conyugal, y por otra parte la sencillez que debe caracterizarnos a los creyentes, la cual debe ser semejante a la de los niños.

El relato del libro del Génesis (1era. Lectura) que corresponde al segundo relato de la creación, nos narra la necesidad del hombre de tener un complemento semejante a él y distinto de toda la creación ya existente, ya que aunque el hombre le había dado nombres a las cosas, aun siente un vacío, el cual será llenado por la irrupción de la mujer como FIGURA, COMPAÑÍA Y COMPLEMENTO del hombre; notable es el detalle, donde Dios hace caer en sueño al hombre y desde la costilla crea a la mujer, pues, para que el hombre no sintiera como propiedad lo creado lo hace dormir y, sorpresa, al despertar está la mujer con la cual se unirá para ser una sola carne.

Es esto lo que rescata el evangelista Marcos, al poner en la discusión la legitimidad del matrimonio, frente a la pregunta de los fariseos, si era lícito divorciarse de la mujer (en lenguaje del tiempo de Jesús era: repudiarla).

Con esto, Jesús deja claro que lo esencial en la institución matrimonial es la unidad primordial, es decir, lo referente al complemento, por eso el hombre deja lo propio para unirse a su mujer.

Hoy en día, donde parece tan difícil hablar de FIDELIDAD Y DE ESTABILIDAD; la Palabra de Dios, nos trae a colación lo significativo de formar una unión en fidelidad para toda la vida; mucha veces resulta incomodo hablar de Matrimonio, frente a una SOCIEDAD DE LO DESECHABLE y de lo pasajero.

Qué importante es una vez más señalar con claridad, lo significativo de la fidelidad, como camino a seguir, lo cual no es una tarea fácil, ya que implica, renunciar a muchas ofertas que se plantean, por abrazar un proyecto de AMOR real y verdadero.

Para ello qué ilustrativo es el mensaje de Jesús, quien nos invita a vivir la fidelidad, desde la sencillez del  amor vivido a plenitud; amor que es donación del uno al otro y que no es la práctica “neurótica” de estar esclavizado a alguien.

En el amor, descubro que “el” otro o “la” otra es complemento de lo que falta para vivir y nunca es SUPLEMENTO, la tarea es profundizar en el verdadero amor por el otro u otra.


Fr. Rodrigo Aguilar Gómez, Mercedario
Superior Convento San Ramón Nonato
Rector del Instituto Victoria