Recomendar       Imprimir





Jóvenes mercedarios de Concepción misionan en Cañete


Entre los días 16 al 21 de diciembre un grupo de alumnos, profesores del Colegio San Pedro Nolasco e integrantes de la PJM de Concepción realizaron misiones y trabajo voluntario Cañete.

 Entre los días 16 al 21 del presente mes un grupo de alumnos y profesores del colegio e integrantes de la PJM de Concepción se trasladaron a la ciudad de Cañete, para misionar y realizar trabajo voluntario en una de sus capillas, específicamente en la capilla “Sagrada Familia” en una localidad rural llamada Llenquehue.

Antes de iniciar el viaje, se realizó un momento de oración guiada por el Hno Carlos Ortega, encomendando al Señor el viaje y la misión que en su nombre  se iba a realizar.

Ya en Cañete el Párroco, el Padre Oscar García realizó la liturgia de envió, acompañado del vicario parroquial el Padre Ricardo Valencia. El Párroco agradeció la presencia de los misioneros en su comunidad e invitó a ser portadores de esperanza para los fieles de Llenquehue. Los distintivos que acompañaron la misión fue una polera de color rojo con las siglas del colegio y el escudo de la Orden. Ambos signos fueron entregados dentro de la liturgia.

Durante los seis días que duró la misión, el trabajo estuvo centrado en visitar las casas del sector e instalar un campanario, una cruz, ambos signos la capilla no los poseía, tampoco tenía un baño. Gracias a la generosidad de la familia Nolasquina pudimos obtener los materiales para implementar y mejorar las condiciones de la capilla. Fueron días intensos, de mucho trabajo en conjunto para cumplir nuestros objetivos, los días de lluvias no fueron impedimento para detener las energías y la disposición de sacar adelante nuestra misión.

Concluido el trabajo y de regreso en Concepción, brotan palabras de agradecimiento a tantas personas que desde el anonimato colaboraron con la misión, entre ellos: auxiliares, administrativos, apoderados, la dirección del colegio y a la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Cañete. Finalmente agradecerle a Dios por la posibilidad que nos dio de conocer, compartir y contribuir a la comunidad de Llenquehue.

Encomendamos a Dios a todas las personas que hicieron posible la misión, que el Señor los colme de gracias por su generosidad. Esperamos el próximo año continuar con esta hermosa labor y hacer vida nuestro lema: CON MARIA DE LA MERCED, DISPUESTOS A SERVIR.

 

Fuente: Dpto Pastoral Colegio San Pedro Nolasco de Concepción

       


Galerías de Fotos: