Recomendar       Imprimir





Laicos Mercedarios peregrinaron en honor a Nuestra Madre de la Merced


Este sábado 12 de noviembre las Fraternidades Laicales peregrinaron en honor a María de la Merced para poner un broche de oro al año de celebración de la Madre de Cristo la corredentora.

A la localidad de Rancagua llegaron delegaciones laicales de San Felipe, Quillota y Valparaíso como también lo hicieron El Totoral, Melipilla, Chimbarongo, Rancagua, fraternidades de El Salto, Basílica y Colegio San Pedro Nolasco de Santiago.

Peregrinación

El renovado e histórico Convento y Templo fueron testigos de la presencia de más de un centenar de laicos que unidos en el canto y la oración, pudieron dar paso a la finalización del año dedicado a María de la Merced en todas las Provincias Mercedarias del mundo.

Tal como lo señalaba el Santo Padre al iniciar el año Santo de la Misericordia la peregrinación es un acto que estimula la conversión por lo que cumplido este magno encuentro todos pudieron regresar a sus localidades llenos del espíritu de amor a Jesucristo y su Madre nuestra Madre María de la Merced.

Al llegar las delegaciones compartieron el desayuno, para posteriormente rezar el Santo Rosario por las calles aledañas a la Iglesia, finalizando con la eucaristía.

Eucaristía

Acompañaron esta peregrinación el superior provincial fray Ricardo Morales Galindo, fray Carlos Anselmo Espinoza, fray Mario Salas y fray Ramón Villagrán.

En su homilía, el padre Ricardo Morales recordó que hemos estado viviendo el Año de la Merced y además el Año de la Misericordia. Señaló que en este tiempo hemos practicado las obras de misericordia que son fiel reflejo de Cristo Redentor.  Como mercedarios, prosiguió, estamos llamado a seguir ejerciendo estas obras para ser agentes y discípulos de misericordia.

El padre Ricardo interpeló a quienes participaron de la peregrinación, “¿Estamos dispuestos a sufrir con paciencia los defectos del prójimo? ¿Estamos disponible para visitar al cautivo? No tengamos miedo, señaló, nuestra vida al lado de la Virgen debe ser vida fecunda y debe llevarnos a acciones redentoras”.                       

El padre prosiguió en su homilía invitando a se comunidades vivas que y que no se queden en un ayer, “deben ser presencia viva para que las personas se encanten con lo que nosotros nos encantamos”.

Recorrido

En la tarde y luego de compartir un almuerzo fraterno, las delegaciones se dividieron en grupos para que así, el padre Anselmo Espinoza, el padre Mario Salas y el padre Ramón Villagrán, guiarán un recorrido por el remozado y restaurado convento de Rancagua, pudiendo apreciar el hermosos trabajo realizado y conociendo anécdotas de la historia del convento mercedario.

Peregrinación sur de Chile

En la Zona Sur similar actividad realizaron los Laicos de Chillán, Concepción y Victoria quienes peregrinaron a la localidad de Queipul para unirse con iguales propósitos en la Capilla Mercedaria de esa Localidad.

En ambas localidades se contó con la compañía de los Padres Asesores de las F.L.M.

Fuente: Fraternidades Laicales y Comunicaciones Provincia Mercedaria de Chile

       


Galerías de Fotos: