Recomendar       Imprimir





Fieles de la comunidad rural de Gleisner en Chillán recibieron los Sacramentos de Iniciación a la Vida Cristiana


En una emotiva ceremonia 10 niños y 17 jóvenes y adultos pertenecientes a la Capilla Nuestra Señora del Tránsito del sector Rural de Gleisner, a las afueras de Chillán, recibieron tras su periodo de preparación el Sacramento de la Confirmación y Primera Comunión.

La Comunidad Mercedaria de Chillán se reunió este sábado 12 de Marzo para acompañar a estos hermanos en la fe que recibieron el Sacramento de la Confirmación y Primera Comunión. La ceremonia fue presidida por el Obispo de la diócesis de Chillán, Monseñor Carlos Pellegrín y concelebrada por el Párroco Fray Jaime Nawrath.

La celebración se efectuó en la Capilla San Ramón Nonato de la ciudad para mayor comodidad de los participantes.

Después de la liturgia de la Palabra, el párroco presentó a Monseñor Carlos Pellegrín,  a los jóvenes y adultos que deseaban recibir el Sacramento de la Confirmación. El obispo, comprometió a los jóvenes a acercarse más a la iglesia con este nuevo Sacramento y a los padrinos a guiarlos por el buen camino.

En su oración, Monseñor Pellegrín, rogó a Dios Padre Todopoderoso que derrame atreves del Espíritu Santo  los Dones  a estos nuevo Confirmados, que llene sus corazones con el fuego de su Amor.

Fue una jornada marcada por la espiritualidad, donde Monseñor Carlos Pellegrín, les hizo una invitación a los nuevos confirmados, a que vayan y lleven la palabra de Dios a nuevos hermanos en la fe y que vivan una vida auténticamente cristiana, guiada por sus padres y padrinos, apoyada en la continua oración y la amistad íntima con Jesús.

En su mensaje, dirigido principalmente a los niños que hicieron su Primera Comunión, Monseñor Carlos Pellegrín resaltó el valor de recibir por primera vez a Cristo Sacramentado e hizo hincapié en cómo se espera que sea el comportamiento de un cristiano, para sí mismo, para con su familia y los demás, sus amigos, cómo ser solidarios, caritativos, responsables y respetuosos.

Al finalizar el párroco Fray  Jaime Nawrath agradeció el apoyo de los guías y catequistas que estuvieron colaborando en la  preparación de estos niños y jóvenes, entregándoles  un hermoso presente, también agradeció al coro de jóvenes de la Capilla San Pedro Nolasco, los cuales como siempre están dispuestos a servir, colaborar y animar con sus hermosos cantos cuidadosamente preparados.

También debemos destacar la hermosa ornamentación con la cual fue arreglada la hermosa Capilla de San Ramón Nonato.

 

Fuente: Alejandro Oyarzún, parroquia Nuestra Señora de la Merced de Chillán.

       


Galerías de Fotos: