Recomendar       Imprimir





Decretan Venerable a la Sierva de Dios María del Refugio Aguilar y Torres, Fundadora de las Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento


El anuncio se realizó el 16 de julio, con ello la Iglesia reconoce como ejemplo de vida cristiana a la fundadora de las Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento.

El día jueves 16 de julio, en la tarde, el Santo Padre Francisco recibió en audiencia al prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, cardenal Angelo Amato, durante la cual el Santo Padre autorizó la promulgación de los decretos de virtudes heroicas de ocho siervos de Dios.

Con gran alegría le participo que entre los nuevos venerables se encuentra María del Refugio Aguilar, culminando con esto una etapa muy importante en la causa de canonización de la fundadora de las Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento. Llama la atención que a tan sólo quince días de la Consulta de cardenales el Santo Padre firmara la promulgación del decreto, sobre todo porque el texto del mismo nos fue entregado en italiano para que nosotros lo tradujéramos al latín (versión que se publicará en las Actas de la Congregación de las Causas de los Santos), traducción que hicimos llegar a dicha Congregación ¡el mismo jueves 16 de julio en la mañana!

Es significativo que la promulgación tuviera lugar el día que la Iglesia celebra a la Virgen del Carmen, de quien María del Refugio era muy devota; estando por iniciar la Asamblea congregacional; y a unas semanas de que inicie el año jubilar con motivo del 150 aniversario de su nacimiento.

El hecho de que a María del Refugio la podamos llamar en adelante “Venerable”, implica, entre otras cosas, que la Iglesia la reconoce como ejemplo de vida cristiana y que a sus restos los considera, desde el día de ayer, Reliquias. Sin embargo, debemos esperar la beatificación para rendir culto a la figura, por lo que deben evitarse manifestaciones de culto indebido, como sería colocar su fotografía o alguna reliquia en el presbiterio; representarla con aureola; darle el título de santa, etc.

Ahora los trabajos deberán enfocarse, principalmente, a profundizar en el conocimiento de la figura, la difusión y a pedir a Dios que por intercesión de ella nos conceda el milagro necesario para su beatificación.

Uno mi acción de gracias a la de Ustedes y, de mi parte, sinceras y fraternas felicitaciones a todas y cada una de las Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento, augurando que este paso en la causa de canonización las anime a seguir correspondiendo a Dios con entusiasmo y alegría.

George Herbert Foulkes

Postulador


Documentos:
· Decreto |