Recomendar       Imprimir





Jóvenes mercedarios de Chillán se preparan para misionar en sector Boyén


Motivados por el llamado a mirar nuestras periferias y en sintonía con la Misión Territorial los jóvenes mercedarios misionarán en febrero a una comunidad que por mucho tiempo no había sido visitada como es Boyén.

La Parroquia de la Merced de Chillán se encuentra preparando la misión 2015 en el marco de las orientaciones diocesanas y de la Iglesia chilena que nos motivan a vivir la Misión Territorial.

Es por esto que un grupo de jóvenes motivados por el párroco padre Jaime Navrath, se propuso realizar una misión durante el mes de febrero. Este grupo lo compone alrededor de 12 jóvenes, todos con una amplia experiencia pastoral y que se encuentran comprometidos con el trabajo a realizar. Además, esta misión será acompañada por dos adultos de la comunidad parroquial, que aportarán desde su experiencia y permitirá realizar un trabajo transversal.

Boyén en una comunidad rural perteneciente al territorio parroquial  que queda ubicada a unos 12 kilómetros de la ciudad. Quienes la componen es gente de campo, fiel aún a su capilla y que manifestaron la urgente necesidad de una misión para motivar a las familias que se han alejado y dar vida a una comunidad que tiempo atrás estuvo bien organizada y con muchos fieles.

Es así que los jóvenes comenzaron desde noviembre del año recién pasado a acompañar esta capilla, visitándola los domingos y acompañando al sacerdote en la Eucaristía una vez al mes. De esta manera se está preparando el ambiente con la misma gente del lugar.

Misión Boyén 2015

La misión se llevará a cabo del 1 al 8 de febrero y para ello los misioneros deben participar de las Jornadas de Formación y Planificación que se efectuarán desde el martes 6 hasta el viernes 9 de enero en la Sede Parroquial a las 20:00 horas, brindadas por el equipo de JOMIS mercedarios (Jóvenes Misioneros) y el Equipo de Asesores. Además de una última reunión, el 25 de enero, para coordinar detalles con la misma gente que nos acogerá en la misión.

Cabe destacar que el objetivo principal de esta misión es motivar y entregar las herramientas a quienes participan de la comunidad de Boyén, para que así, ellos puedan seguir haciendo presente el Reino de Dios en su localidad, para lo cual contarán durante todo el año con el apoyo de los misioneros como un acompañamiento más allá de la misión que se realizará en febrero.

 

Fuente: Pastoral Juvenil Mercedaria Chillán