Recomendar       Imprimir





Comunidad Mercedaria de Chillán celebró las Primeras Comuniones


Este sábado 27 en la Capilla San José Obrero y San Serapio Scott se llevaron a cabo las Primeras Comuniones y el día domingo 28 en la comunidad San Ramón Nonato y San Pedro Nolasco y este sábado 04 de mayo se vivieron en San Pedro Armengol y Domingo 5 en la Sede Parroquial.

En este 2º Domingo de Pascua, niños y niñas acompañados por sus padres, familiares y catequistas, cumplieron con el Sacramento de la Eucaristía, después de dos años de preparación.

La Primera Comunión, para un niño, es uno de los momentos más importantes en el período de su infancia, ya que espiritualmente está preparado para recibir el sacramento de la Eucaristía, ese pan y vino que anhela probar para sentirse envuelto por la gracia divina de Dios, luego de atravesar un período de preparación junto a sus Padres.

Para la comunidad católica, ese acontecimiento es una bendición que recibe la familia y que debe ser vista como la gran fiesta de la fe, pero a la vez, se debe trabajar para que los niños refuercen ese compromiso, para que reciban a Jesús en la Eucaristía, “Con su Cuerpo con su Sangre, con su Alma y con su Divinidad”, Sacramento admirable donde se une lo humano y lo divino, Sacramento de Amor.

La Eucaristía tiene su origen en la Última Cena que Jesús celebró con sus discípulos. En la misma, Jesús pronunció una oración de acción de gracias, partió el pan, y lo dio a comer a sus discípulos junto con el vino, diciendo que ese pan era su propio cuerpo, y el vino su propia sangre. Y les encargó que cada vez que repitieran este gesto lo hicieran en memoria de Él, porque es el mismo Jesús que se hace presente en el Pan y el Vino así consagrados.

El Padre Fabián, el Padre Guillermo y el Padre José Contreras, hacen hincapié en estos niños y sus Padres, que al comenzar esta nueva etapa de sus vidas, donde empiezan a vivir esta vida Eucarística, que es una vida de Amor a Dios y al prójimo, estén apoyados por su familia y “Principalmente por sus Padres, siendo ellos los primeros y principales educadores en la Fe de sus hijos”

El Padre Fabián, Párroco de nuestra Comunidad Mercedaria de Chillán, invita a estos niños (as) a vivir y compartir la Santa Misa en comunidad, todos los domingos junto a sus padres y familia para que así vayan acrecentado su Fe, alimentándose de este hermoso Sacramento que nos ha dejado Jesús “HAGAN ESTO EN MEMORIA MÍA” nos dice el Señor..
Invita a los Padres a dar testimonios, a educar en la Fe a sus hijos y seguir caminando junto al Señor, a comprometerse con “EL”

Como comunidad unámonos en oración por cada uno de ellos y agradezcamos a Dios y a la vida por ellos, por sus padrinos y padres para que los guíen hacia el amor de Dios y para que sean miembros activos de nuestras comunidades.

Fuete: Alejandro Oyarzún, parroquia Nuestra Señora de la MErced de Chillán.