Recomendar       Imprimir





Declaración de la Unión Internacional de Superiores/as Mayores de Congregaciones y Órdenes Religiosas


Del 21 al 24 de febrero se realizará en El Vaticano el Encuentro sobre “La protección de los menores en la Iglesia”, ante este importante momento se ha publicado esta declaración.

Compartimos la declaración de la Unión Internacional de Superiores/as Mayores de Congregaciones y Órdenes Religiosas publicada este 19 de febrero previó al Encuentro sobre “La protección de los menores en la Iglesia”, a desarrollarse en el Vaticano.

Al iniciar la declaración señalan y evidencian lo visto en neustros países, "En nuestra labor como religiosos y religiosas, nos encontramos con muchas situaciones donde los niños no son deseados y son víctima de abuso, de olvido y de maltrato. Vemos a niños soldados; la trata de menores; el abuso sexual a menores; el abuso físico y emocional a menores. Son voces que claman. Como personas adultas, cristianas y como religiosos y religiosas, queremos trabajar para que sus vidas cambien y mejoren las situaciones en las que se encuentran".

Respecto al centro de este Encuentro reconocen que "Es una historia que se ha ido prolongando durante décadas; una historia de inmenso dolor para quienes sufrieron este abuso". Ante estos delesnables hechos señalan, "Inclinamos nuestras cabezas con vergüenza al darnos cuenta de que este abuso ha tenido lugar en nuestras Congregaciones y Órdenes, y en nuestra Iglesia. Al mirar las Provincias y Regiones de nuestras Órdenes y Congregaciones en el mundo entero, nos damos cuenta de que la respuesta de las personas en autoridad no ha sido la que debía haber sido. No han sabido ver las señales de alarma o no se las tomaron en serio".

"El abuso de niños es un mal en cualquier tiempo y lugar: este punto no es negociable".

En su Declaración agradece el liderazgo del papa Francisco en este tema, y como Superiores/as Mayores de Congregaciones y Órdenes Religiosas reafirman que, "Por nuestra parte, prometemos hacer todo lo que está en nuestras manos para escuchar mejor a los supervivientes, reconociendo humildemente que no siempre lo hemos hecho. Implementaremos todo lo que durante el encuentro se decida respecto a la rendición de cuentas exigida a las personas en autoridad".

Al finalizar y lo más importante, señalan:

"Queremos enviar un mensaje a los supervivientes, y hacerlo directamente: reconocemos que hubo maneras inadecuadas de tratar este tema y una vergonzosa incapacidad de comprender vuestro dolor. Ofrecemos nuestras más sinceras disculpas y nuestro pesar. Os pedimos que creáis en nuestra buena voluntad y sinceridad. Y os invitamos a trabajar con nosotros para crear nuevas estructuras que aseguren la minimización de los riesgos".

Puede descargar y leer la declaración completa


Documentos:
· Declaración (DESCARGAR) |