Recomendar       Imprimir





Comunidades de Chillán celebraron las Primeras Comuniones


En total fueron 38 niños y niñas de las diferentes capillas quienes recibieron la primera comunión

En las capillas, el 2º Domingo de Pascua (7-8 abril), 38 niños y niñas acompañados por sus padres, familiares y catequistas, cumplieron con el Sacramento de la Eucaristía, después de dos años de preparación.

La Primera Comunión, para un niño, es uno de los momentos más importantes en el período de su infancia, ya que espiritualmente está preparado para recibir el sacramento de la Eucaristía, ese pan y vino que anhela probar para sentirse envuelto por la gracia divina de Dios, luego de atravesar un período de preparación junto a sus Padres.

Con ello, la familia, principalmente padres y madres, deberán asumir el compromiso de acompañar a sus hijos en la fe.

Para la comunidad católica, ese acontecimiento es una bendición que recibe la familia y que debe ser vista como la gran fiesta de la fe, pero a la vez, se debe trabajar para que los niños refuercen ese compromiso, para que reciban a Jesús en la Eucaristía, “Con su Cuerpo con su Sangre, con su Alma y con su Divinidad”, Sacramento admirable donde se une lo humano y lo divino, Sacramento de Amor.

El Padre Guillermo Cartes, hace hincapié en estos niños y sus Padres, que al comenzar esta nueva etapa de sus vidas, donde empiezan a vivir esta vida Eucarística, que es una vida de Amor a Dios y al prójimo, estén apoyados por sus padres y familia acoto.

Como comunidad unámonos en oración por cada uno de ellos y agradezcamos a Dios y a la vida por ellos, sus padrinos y padres para que los guíen hacia el amor de Dios y para que sean miembros activos de nuestras comunidades.

Sede Parroquial

Este sábado 14 de abril en la Capilla San Pedro Armengol se llevaron a cabo las Primeras Comuniones, y el día domingo le toco a la Sede Parroquial.

En su Homilía el Padre Jaime Nawrath, Párroco de nuestra Comunidad Mercedaria de Chillán, invita a estos niños y niñas a dialogar, conversar con “EL Señor” y a participar de la Eucaristía, ya que es la centro donde nos encontramos con Jesús, atreves de su palabra y compartir su cuerpo y su sangre.

Insta a los Padres de los niños, a que los sigan educando en la Fe, ya que ellos son los primeros educadores de la Fe de sus hijos, que den testimonio con su ejemplo para que así ellos sean unos buenos hijos, unos buenos cristianos.
Les indica que deben ser unos misioneros en sus ambientes, que evangelicen y den a conocer al Señor, a sembrar la semilla de la FE, ya que estamos llamados a ser testigos, con la palabra y con la vida, acoto.

El padre Jaime agradece a los Catequistas y agentes pastorales de las diferentes comunidades por su trabajo, dedicación al servicio de la Comunidad y la Iglesia.

Fuente: Alejandro Oyarzún.

       


Galerías de Fotos: