Recomendar       Imprimir





Comunidad Mercedaria de Chillán vivió con mucho recogimiento Semana Santa


La comunidad participó activamente en capillas y Sede Parroquial, en la celebración más importante para los Cristianos Católicos.

La Semana Santa es el momento litúrgico más importante de todo el año, es por eso que esta semana se dedicó a la oración y la reflexión en los misterios de la Pasión y Muerte de Jesús.

El jueves Santo, Iniciamos el Triduo Pascual, este día recordamos, la Última Cena, el Lavatorio de los pies, la institución de la Eucarística y del Sacerdocio, la oración de Jesús en el Huerto de Getsemaní.

 En un acto de servicio y humildad, el Padre Jaime Nawrath, igual que Jesús en la Última Cena, lavó los pies a niños que se están preparando para su primera comunión.
En su Homilía el Padre Jaime, nos muestra atreves del lavado de los pies de estos niños, la humildad y sencillez de Jesús, nos invita también a vivir con humildad y servir al prójimo como lo hizo Jesús, el que vino a servir y no ser servido.

El día viernes se inició con un retiro espiritual durante la mañana, para seguir en la tarde, reviviendo la pasión y muerte de Jesús con: la Lectura de la Pasión y la Adoración de la Cruz. Cientos de fieles se acercaron hasta el altar para besar los pies de Jesús crucificado, para continuar por la tarde con el Vía Crucis.

El sábado Santo por la mañana hubo retiro espiritual para los jóvenes y confesiones en el Templo Parroquial.

 Por la noche en la Vigilia Pascual se revivió la Resurrección de Jesús. Se inició con la Bendición del Fuego y del Cirio Pascual, Lecturas de la Salvación, Bendición del agua Bautismal y la Celebración de la Eucaristía.

En su homilía el Padre Jaime Nawrath Ríos, invitó a reflexionar en los misterios de la pasión y muerte de Jesús.

Y nos pregunta ¿Por qué la Iglesia está viva? Nos responde que se debe a la presencia de Cristo Resucitado, sin la presencia de “ÉL “no sería posible.

Lo fundamental para los creyentes es que debemos decirle SI al Señor, porque el Espíritu de Cristo Resucitado está con nosotros, y esto nos permita servir en los diferentes ambientes, anunciar la buena noticia, servir a los demás y  a Dios, de manera que podamos caminar a la Santidad de vida.

El mundo necesita de hombres y mujeres valientes que luchen por la paz del mundo, y para dar a conocer a Dios y su Amor por nosotros. y dejarnos guiar por el Espíritu Santo para  acompañarlo con nuestras oraciones, sacrificios y arrepentimientos de nuestras faltas y pecados,  así resucitar con Cristo el día de Pascua, también, invitó a ser TESTIGOS de su verdad y gran Amor, y  vivir la vida del resucitado en el amor y en cercanía con los más necesitados.

El Padre Jaime, al termino de la Eucaristía, deseo  una feliz Pascua de Resurrección, también dio gracias al comité organizador y a todos los laicos  que lo acompañaron en las capillas y Sede Parroquial en las actividades de Semana Santa.

 

Parroquia Nuestra Señora de la Merced Chillán.

Alejandro Oyarzún Rodríguez.

       


Galerías de Fotos: