Recomendar       Imprimir





Comunidad Mercedaria de Chillán se reunió para celebrar con una Eucaristía los 799 años de la fundación de la Orden Mercedaria.


La celebración fue presidida por el parróco, padre Jaime Nawrath y participó toda la comunidad mercedaria de Chillán.

La tarde lluviosa, no fue impedimento para acompañar y compartir la Eucaristía en honor a la celebración de un año más de la fundación de  la Orden de la Merced, y también saludar a nuestros Diáconos  en el día de San Lorenzo, patrono de nuestros hermanos.

 La ceremonia fue presidida por el párroco Padre Jaime Nawrath y concelebrada por los  Padres Guillermo Carter, Guillermo Pineda y Diáconos de nuestra comunidad.

 La celebración comenzó con una reseña histórica de la fundación de nuestra Orden Religiosa Mercedaria, y de este movimiento Liberador el que fue guiado por Nuestra Virgen Santísima María de la Merced patrona de esta obra redentora.

En su homilía el padre Jaime nos indica  la importancia de la Virgen María quien inspira a Pedro Nolasco que funda junto a sus amigos esta hermosa Obra Redentora de Cautivos, los cuales  se dedicaban a liberar  cristianos de manos de los sarracenos, llegando incluso a dar la vida por ellos, ya que cuando faltaba el dinero para liberarlos, ellos mismos se quedaban como parte del pago corriendo el riesgo de ser torturados e incluso asesinados si no se llegaba con el dinero del rescate.

Muchos corrieron esta suerte, entre ellos: San Serapio (prisionero, torturado y asesinado),

San Pedro Armengol (prisionero y torturado, sobreviviente pero con graves secuelas físicas), San Ramón Nonato (prisionero y torturado, sobreviviente), etc.

La invitación que nos hace el padre Jaime es estar atentos a los cautivos de nuestros tiempos e ir en ayuda de ellos, conocer, practicar el carisma mercedario y renovar nuestro compromiso con la iglesia, con Dios y con los cautivos del mundo de hoy.

Nos llama a encontrarnos con Dios atreves de la Eucaristía para así impregnarnos de su Amor, como lo hizo San Pedro Nolasco fundador de nuestra Orden acudiendo al llamado que nos pide el Señor en pos del más necesitado.

Al finalizar da gracias a Dios, y pide que el Espíritu de nuestra Virgen María de la Merced nos siga acompañando y nos ilumine nuestro caminar Cristiano.

 También saluda y destaca el trabajo de nuestros Diáconos, su compromiso y trabajo pastoral al servicio de Dios, de la iglesia y de la comunidad, especial saludo a nuestros hermanos Diáconos: Luis Álvarez, Juan Fuentes y Guillermo Quiroz. "Felicidades por un año más de Nuestra Orden Religiosa Mercedaria y por nuestros hermanos Diáconos”.

Fuente: Alejandro oyarzún, parroquia Nuestra Señora de la Merced de Chillán.

   


Galerías de Fotos: