Recomendar       Imprimir





Comunidad Mercedaria de Chillán celebró la Solemnidad de Pentecostés


Con la celebración de la Eucaristía y un retiro para la comunidad se vivió esta fiesta con la que se puso término al tiempo pascual.

El sábado 03 de junio la Comunidad Mercedaria se reunió para celebrar la Eucaristía y recordar la venida del Espíritu Santo en Pentecostés.

La celebración fue presidida por el padre Jaime Nawrtha, concelebrada por el padre Guillermo Cartes, acompañado por diáconos y acólitos. Participaron las diferentes comunidades, gran cantidad de fieles, jóvenes y niños de las diferentes catequesis que vivieron activamente este hermoso momento.

El padre Jaime Nawrath , en su homilía nos hace dos grandes preguntas para reflexionar, ¿Quién es El Espíritu Santo? y ¿Qué significa para nosotros la Iglesia?.
También nos invita a renovar el compromiso misionero. Sabemos que somos llamados por el Padre a comprometernos en la transformación del mundo, y para que todos los hombres y mujeres puedan conocer al Señor y su Evangelio. También somos llamados a ser testigos de la Buena Nueva y de la Vida plena que el Señor nos regala. Para ello, contamos con el Poder del Espíritu Santo que habita en nosotros y que hace nuevas todas las cosas. Con el Espíritu Santo habitando en nosotros no nos podemos callar de anunciar a ese Jesús, muerto y resucitado, que ha dado la vida para que todos los hombres se salven. 
“Hoy el Espíritu Santo los llama, necesita de ustedes para que este mensaje sea propagado en todos los confines del mundo y ambientes que nos rodea especialmente, entre aquellos que más lo necesitan”, reflexionó.
Después de la Santa Eucaristía, se dio comienzo a la Vigilia con un tema expuesto por el Padre Jaime y con la activa participación de los laicos compartiendo en grupos las diferentes preguntas, analizando y exponiendo las diferentes respuestas en un plenario.

Antes de la bendición final nuestro párroco, agradeció a los jóvenes y diferentes agentes pastorales por la organización, ornamentación del templo y al coro de la Capilla San Pedro Nolasco por su participación y animación con sus cantos alusivos a tan importante ceremonia.

El Espíritu Santo es un regalo de Dios a su Iglesia. Siempre es un gozo contemplar cómo el Espíritu Santo constituye un regalo de Dios a la Iglesia. Es su alma, es la savia que recorre todo el Cuerpo de la Iglesia y que le hace experimentar que su vida debe ser la que Jesús le dio, cuando antes de subir a los cielos les prometió a los primeros discípulos que les daría el Espíritu Santo, y que debían salir al mundo y dirigirse a todos los hombres para anunciarles la Buena Noticia de la salvación, que es el mismo Jesucristo. Resuenan las palabras de Jesús: «Cuando el Espíritu Santo descienda sobre vosotros, recibiréis fuerza para ser mis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaría y hasta los confines del mundo» (cfr. 1, 1-11). El Señor, enviando el Espíritu Santo, comunica dones espirituales a quien lo acoge. La Iglesia ha enumerado siempre siete. Es número que significa plenitud y totalidad: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios.

 

 

Parroquia Nuestra Señora de la Merced de Chillan.

Alejandro Oyarzun Rodriguez.-

       


Galerías de Fotos: